Rentabilidad Social Empresarial

Sost4 orquídea coopetencia simbiosis
El secreto sexual de las orquídeas
10/04/2012
Crecimiento personal en la naturaleza I
19/04/2012
Mostrar todo

Rentabilidad Social Empresarial

La RSE o RSC es rentable para la empresa

Hola amigos,

no, no me he equivocado en el título. Es un sencillo juego de palabras para llamar la atención sobre que la Responsabilidad Social Empresarial, RSE o RSC, es Rentabilidad para las organizaciones.

Os cuento cómo yo lo veo. Partamos de la hipótesis a demostrar: la RSE aumenta el valor de la empresa.

Podemos decir que el valor empresarial es la suma del conjunto de bienes, elementos, recursos, capacidades, habilidades, y expectativas presentes o futuras que una organización posee. Hablamos de bienes, activos y recursos tanto tangibles como intangibles. Por ejemplo, los recursos económicos, el patrimonio material o maquinaria serían valores tangibles; y las habilidades o capacidades técnicas racionales o emotivas, los conocimientos, la motivación o la imagen que la empresa tiene en la sociedad serían valores intangibles. Y, ¿cuanto vale cada parte en el computo total del valor?. Pues aquí la mayoría de los especialistas que yo he tenido a bien encontrar en mi camino son tajantes: hoy y cada vez más, el valor intangible de una empresa es superior al tangible. Para todos ellos la relación es de aproximadamente 7 a 3 (7 puntos para los intangibles y 3 para los tangibles en una escala de diez). Por tanto, los activos intangibles son las fuentes de valor mas importante de las organizaciones y son: el valor ético, el valor de la marca, el valor de la reputación y el valor de la innovación.

El principal valor que aporta la Responsabilidad Social a una empresa y del que se derivan los demás es la gestión ética, de hecho la RSE introduce la ética como motor fundamental en el modo de hacer (para más datos sobre esto podéis leer el post “La ética en la empresa o cómo hacer las cosas bien” también en este blog de Sost4).

Cuando el empresario cuida, dialoga y procede honestamente con sus grupos de interés -empleados, accionistas e inversores, clientes y consumidores, medio ambiente, proveedores, competencia, comunidad y autoridades gubernamentales- se desencadena el proceso de aumento de valor empresarial. Obtiene reputación interna por cuidar al capital humano, sectorial por tratar adecuadamente a sus proveedores, social por acciones hacia la comunidad, comercial por la calidad de productos y servicios “sin trampa ni cartón” y económico-financiera por la transparencia de sus números. Además, trabajar la calidad y satisfacción de la vida laboral nos conduce también a un aumento de la productividad. Todo esto es ya un gran avance en la innovación y adaptación de la empresa al futuro. Y cuando la organización ha aumentado su valor de innovación y reputación logra de inmediato un aumento del valor de marca. Ha conseguido que su marca, su identidad sea valorada en general en el consciente e inconsciente colectivo.

De esta forma, cambiando la forma de proceder, la cultura empresarial, aumentamos el valor ético, el valor de la reputación, el valor de la innovación, el valor de la marca y la productividad. En pocas palabras, hemos incrementado el valor intangible global de la empresa, así que en el esquema 7:3 ya estamos muy bien posicionados, habiendo crecido en ventaja competitiva.

De esta forma la Responsabilidad Social se convierte en una auténtica Rentabilidad social y para la empresa.

Un cordial saludo y hasta pronto.

Fotografía de la portada: A. de la Vega

 

6 Comments

  1. Lidia Alonso dice:

    Muy agradecido tu artículo, Alejandro. Y totalmente de acuerdo con esos valores. Me pregunto ¿cuánto valor humano y mejor nos irían las cosas en estos momentos de crisis si se valorasen, valga la redundancia, esos valores? 7 a 3
    Estupendo.
    Un saludo.

    • Muchas gracias Lidia por tu aportación.
      Pues si estamos de acuerdo, las cosas van por ahí y eso lo sabemos todos (si no me equivoco, todos!!) pero lo difícil es romper la inercia, salir de la zona de confort y dar el paso… es una cuestión de motivar hacia el cambio deseado.

      Me he acordado esta tarde de tus cuentos y fábulas y mira he pensado que quizá una buena forma de motivar hacia el cambio sea con historias, con cuentos, creando entonación hacia el lado bueno.

      Es sólo un paso, …venga, …vamos, …podemos!!!!

      Un fuerte abrazo Lidia y nos vemos pronto.

  2. marijoselabra dice:

    Muy cierto, el valor de las personas en una Empresa es de gran importancia, por que son quien referencian a ésta, se podrá tener un emporio,pero si no se tiene integrado al personal, que le de vida,y valor social, sólo se tendrán resultados para un lado que son los ingresos, que mejor es que sea en dos, en donde la empresa gana y los empleados también, lo que es una gran satisfacción y reto lograrlo, por ello a trabajarlo, seguros en el juego de ganar ganar

    • Estoy muy de acuerdo con lo que dices. El ganar-ganar es la única fórmula duradera de hacer las cosas bien, ambas partes son necesarias e interdependientes, y si una parte abusa o desoye a la otra esto repercute negativamente en el todo. Ciudar a las personas que forman parte de tu empresa es una necesidad y una forma clara de ganar-ganar.

      Muchas gracias por tu aportación, Marijose.
      Un cordial saludo

  3. Carlos Azola dice:

    Muy buen comentario.

    Sin duda estamos de acuerdo, pero para establecer una estructura basada en el fortalecimiento de los intangibles, es preciso una serie de mecanismos y procesos que presentan un desafío para cualquier empresa pequeña o que esté hace poco en esto de la RSE.

    ¿Existen formas de que una pequeña empresa, pueda enfocar sus procesos y decisiones hacia la cultura del ganar-ganar, y el cuidado y fomento del desarrollo de sus stakeholders, con recursos notoriamente escasos?

    Es más probable que una gran empresa genere márgenes suficientes para cubrir relaciones win-win con la comunidad interna y externa, pero: ¿Qué podemos hacer con las PYME?, ¿Existen herramientas para que una PYME mejore su presupuesto en RSE (pensándolo como incentivo para demostrar que es posible realizar esta actividad eficientemente)?

    Saludos

    • Hola Carlos,
      Muchas gracias por tu comentario. Planteas muy buenas preguntas. Quizá el enfoque es que para una pyme el gasto de desarrollar la RSE es pequeño como lo es su tamaño empresarial. Me he quedado con el win-win que comentas y me parece que una pyme con una acción ética, honesta, de intentar hacer las cosas bien buscando ese ganar-ganar con sus grupos de interés requiere poco gasto. Si una pyme coge cualquiera de los manuales o guías que abundan gratis por internet y trata de aplicar la filosofía general de la RSE puede darle un giro importante a su empresa. O sea que al final el querer es poder y yo creo que sobre todo, desde el desconocimiento, lo que no hay es querer. Ojalá las pymes españolas se levanten pidiendo ayudas para hacer RSE.. pero eso lamentablemente aún no ha ocurrido.
      Paralelamente quienes tienen responsabilidad sobre las empresas (administraciones y organismos e instituciones empresariales) tampoco están en el querer y ocurre que hay poca difusión e impulso de la RSE para pymes. Resultado: que pudiendo con poca inversión y no demasiado esfuerzo hacer una verdadera transformación y revolución de la empresa en el país, no se hace. Imagínate lo que se podría lograr de cambio teniendo en cuenta que el 95% de las empresa de este país e incluso de toda europa son pymes.. y que emplean también a más del 90% de los trabajadores. Sería algo impresionante!!

      Así que lo que hace falta para lograr ese ganar-ganar es querer-querer.

      Gracias de nuevo y encantado de contar con tus aportaciones.
      Hasta pronto.
      Alejandro de la Vega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *