Nuestros espacios naturales
10/05/2012
Optimismo y superación para todos
11/06/2012
Mostrar todo

El 1 y 2 de junio pasados 9 personas vivimos una maravillosa experiencia en la naturaleza. Una experiencia individual y grupal de superación, de auto-construcción de equipo, de unión, de conexión con la naturaleza y de crecimiento personal. “Se buscan hombres y mujeres para un viaje por la naturaleza, calor humano asegurado, aprendizaje emocional constante, luna llena presente, paisaje impresionante, no se asegura retorno igual, felicidad y cambio en caso de que vengas”, a este anuncio tipo Shackleton, de la oferta de actividades de Natural Coaching de Sost4, se presentaron 9 personas para vivir una experiencia distinta en la naturaleza y desde las 15 horas del viernes a las 13 horas del sábado nos sumergimos en un apasionante viaje humano hacia lo desconocido en el seno de una gran paisaje natural.

Cada uno de los 9 participantes que decidió superar resistencias y salir de su zona de confort para hacer este viaje partía con un sueño individual, con una meta individual de superación y reto personal. Y lo maravilloso de la experiencia es que cada uno de ellos, además del logro personal, se encontró allí con otro gran reto: el reto de construir una meta de grupo.

Nuestro objetivo era realizar una ascensión de dureza media-alta hasta la cumbre de una montaña, hacer noche allí, durmiendo al raso bajo la hermosa luna llena y regresar al día siguiente. Para todos era un reto, pero no el mismo reto. El conocimiento, experiencia y capacidad física del grupo era claramente heterogénea. Entre ellos había retos muy altos, altos, medios y bajos. Y esto es, en contra de lo que podría parecer, lo que enriqueció profundamente la experiencia de construir un equipo variado hacia una meta común. Este fue un ejemplo de la realidad donde los grupos humanos son heterogéneos.

Algunos sufrieron mucho, muchísimo, para realizar la ascensión, pasaron serias dificultades y aquí es donde, de forma natural se produjo la magia de la unión, de la cooperación, de la ayuda mutua para lograr que todo el grupo como si un sólo ser fuera, lograra conquistar el objetivo: la cima de la montaña.

Yo no quise, como facilitador, dar la respuesta hecha de lo que tenían que hacer y sobre todo de cómo lo tenía que hacer ese grupo y precisamente por ello esas 9 personas se auto-construyeron en un gran equipo de alto rendimiento.

Cada uno de ellos se re-colocó de forma precisa en su sitio y sacó lo mejor de sí mismo para dar fuerza, unión y logro común.

Hubo momentos difíciles, momentos de duda e incertidumbre. Algunos hablaron de que sería difícil lograrlo si el grupo no era homogéneo. Pero la lucha, el deseo de superación y el amor conquistaron a las 21.30 horas del viernes 1 de junio de 2012 LA CUMBRE.

A mitad de recorrido hicimos un trabajo de relajación y re-conexión personal. Este trabajo resultó clave para terminar de auto-construir el equipo. Desde la fuerza interna individual se hizo la fuerza y determinación grupal. A partír de ese momento quienes aún vivían la experiencia desde lo individual cambiaron hacia lo grupal. Entendemos pues que la conexión personal facilita lo grupal. Desde mí primero hacia los demás luego.

Ya en la cumbre, entusiasmados, la fusión e interconexión eran mágicas como lo eran las increíbles vistas que teníamos a nuestros pies y como lo era la luna que nos iluminaba a todos. Unión, compañerismo, camaradería, amor y diversión estaban en esa cumbre.

La experiencia de dormir al raso fue en palabras de este grupo: “maravillosa”, “gratificante”, “enriquecedora” y el amanecer fue recibido con un abrazo de unión muy especial.

Así que yo desde estas líneas quiero felicitar a David, Rosana, Jana, Lidia, Pilar, María y muy especialmente a Reme y Mari Carmen que dieron un paso de superación titánico en su vida.

A todos, de corazón, enhorabuena, gracias y un cálido abrazo.

Y yo sigo buscando hombres y mujeres para nuevos y apasionantes viajes de crecimiento personal Sost4. ¿Quieres, puedes, debes?. Adelante!!!

Alejandro de la Vega

 

8 Comments

  1. Pedro dice:

    Enhorabuena por la experiencia. Buen y merecido descanso para todos los participantes. Ahora toca hacer la digestión, extraer lecturas y seguir hacia adelante. Avanti, siempre avanti…

  2. Me apunto para la próxima, Alejandro de la Vega

  3. Mari Carmen Lillo Trigueros dice:

    Si Alejandro, como dices para mi ha sido toda una superación personal. Increíble para mi ha sido increíble. Cuanto me ha enriquecido esta experiencia. Gracias una vez más a ti Alejandro y a todos mis compañeros.

    • Enhorabuena Mari Carmen. Me alegro mucho de que haya sido tan enriquecedora para tí. Tu luchaste por hacer tu propia cumbre y ya la tienes.. esa cumbre de pasara tu propio listón, de superarte, de estar cercana y comprometida con el grupo… esa cumbre ya es tuya y nada ni nadie te la quitará.

      Un abrazo y hasta pronto.
      Alejandro

  4. Lidia dice:

    Hola, guapo.
    Lo que significó para mí, ya lo sabes. Yo me he reforzado física y personalmente. Y me agradó muchó el compañerismo, ilusión y ganas que algunos de ellos supieron resistir y habrán salido reforzados.
    Una experiencia bonita, pues el Cabeçò D´Or es una de las rutas más bonitas de la provincia alicantina. Y el paisaje te deja “boquiabierto” y el amanecer rosado espectacular.
    Gracias a tí y a todos/as los/as compañeros/as que conocí en esta agradable y aventura que superamos todos/as.
    Un saludo y ánimo a los siguientes participantes que quieran conectar con la naturaleza y aplicar sus principios a su vida y entorno personal.

    • Gracias Lidia,

      Como bien dices habia diferencias de capacidad pero lo bonito es que se consiguió un gran trabajo, cohesión y union grupal. El sitio es una maravilla, si. A mi esa montaña me encanta.
      Muchas gracias a ti tambien, que tuviste un papel muy bonito en el grupo.

      hasta pronto.
      Alejandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *